20101227

Un escrito de Víctor Moro: Ribadeo sigue abandonado

Hai xa un par de anos que lle pedín permiso a Víctor Moro para publicar no blog os escritos seus na Comarca. Aproveito a súa resposta positiva, brindando a colaboración posible, para transcribir aquí o seu escrito aparecido na Comarca de 20101225, aparecida o 24. A dicir que non comparto totalmente o que di, pero si a base, e prefiro deixalo sen comentario previo e na súa lingua orixinal.
Ribadeo sigue abandonado
Por Víctor Moro
En más de una ocasión he escrito y también pregonado en alguno de los actos en los que me invitan a participar, sobre el lamentable abandono y la injusta dejación que viene padeciendo Ribadeo en los últimos cincuenta años. Se ha perdido importancia administrativa, cultural y empresarial. Se ha difuminado el sano orgullo de todo lo ribadense que siempre nos ha distinguido. En mi adolescencia nos sentíamos halagados por nuestra condicion de ribadenses alentada por sus manifestaciones culturales, por sus dotaciones sanitarias, por su importancia deportiva, por su destacado nivel socio-cultural, por su importancia administrativa y comercial. Hoy todo se ha perdido o está en camino de desaparición ante la pasividad de nuestros responsables y la agresividad del Principado de Asturias que tanto promueve, apoya y estimula sus tierras de Occidente, mientras que nuestra Xunta sigue ignorando la situacion fronteriza de Ribadeo, necesitado de atención y apoyo en su escandalosa orfandad, ignorancia que alcanzó su máximo nivel durante la etapa del presidente Touriño con Pachi Vazquez como conselleiro, actuando vergonzosamente de teloneros de Álvarez Areces en su escenificación cómplice de la Reserva de la Biosfera, aceptando que el río Eo desembocaba en el Camtábrico, tras su contumaz objetivo de eliminar el topónimo “ría de Ribadeo” que la Comisión de Nombres Geográficos del Instituto Geográfico Nacional, máxima instancia en España a efectos toponírnícos, declaró como único. A partir de ahí, todo lo demás son localismos espúreos, políticas irrelevantes, afanes de supremacía que se basan en negar y apropiarse de lo ajeno sin recato alguno ante nuestra pasividad.
He tenido alguna participación en el reconocimiento legal de nuestra toponimia y me consta que desde nuestro Concello se ha reiterado y solicitado atención a intereses ribadenses sin obtener respuesta alguna. Por mi parte, en mi condición de ribadense, que siempre he proclamado, también me dirigí a las distintas autoridades autonómicas denunciando esta situación. Recibí respuestas positivas pero lo cierto es que no cristalizaron en actuaciones concretas. Hasta ahora para la nueva Xunta Ribadeo no existe y nuestras demandas sobre el Juzgado, sobre el puerto, sobre la mejora de la atención sanitaria, sobre presencia activa en el gobierno de la Reserva de la Biosfera, sobre la Estación Ornitológica de entre tantas otras actuaciones que no relato por innecesarias, siguen sin considerarse. En este punto y a estas alturas sugiero, bajo la rectoría del Concello, interesar ala sociedad civil ribadense en las actuaciones necesarias, con participación de las distintas asociaciones locales y constituir una plataforma ciudadana en defensa de Ribadeo seriamente amenazado.
Escribo después de leer “La Comarca" del 11 de este mes sobre la gran superficie comercial del Occidente que el Principado planea construir “para competir con Ribadeo". Se intensifica así la actitud positiva del gobierno asturiano para promover el desarrollo de sus tierras del Occidente sobre lo que nada cabe argüir salvo, por nuestra parte, arbitrar desde la Xunta y poner en práctica cuanto antes las medidas necesarias para relanzar Ribadeo y su comarca ante las amenazas anunciadas con los estímulos e ínversiones necesarias
No se trata de enfrentar territorios, pues son mas las razones que nos unen que las diferencias que nos separan, alentando controversias por lo general de raíz política siempre destructoras. El Principado acaba de arrebatar a Santiago de Compostela la clausura cultural del Año Jubilar Compostelano. Es un serio aviso al gobierno de Galicia, ausente ante las ingerencias asturianas que exigen respuesta urgente y eficaz con proyectos de desarrollo económico en todos los campos y en defensa de nuestro patrimonio histórico y cultural. Ribadeo está solo y Santiago también. ¿Donde está el gobierno gallego?

Ningún comentario: